Agricultura de conservación beneficia manejo de tierras

0  

Un científico cubano exhortó, en esta oriental ciudad, a disminuir los efectos que provoca en el suelo el impacto de la gota de lluvia, acción comprobada como elemento desencadenante de la erosión de ese cuerpo natural.

Guantánamo, 23 ago (ACN) El beneficio de la Agricultura de Conservación (AC) al manejo sostenible de tierras, destacó en esta ciudad, una experta en esa modalidad, la cual se aplica en varios sitios demostrativos de esta oriental provincia.

La licenciada María Elena Cintra, investigadora del Centro Provincial de Suelos, dijo a ACN que ese cuerpo natural ha experimentado notable mejoría en aquellos lugares del territorio donde se aplica ese sistema, el cual consiste en ejecutar la siembra sobre los residuos de la cosecha precedente, sin el perjudicial laboreo mecánico

El primer sembradío sobre cobertura vegetal en Cuba se inició en 2009 en la cuenca hidrográfica Guantánamo-Guaso, escenario de un proyecto auspiciado por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), y que tuvo como responsable a la entrevistada.

La AC fue acogida por las cooperativas de créditos y servicios Enrique Campos y Mariana Grajales, y por la unidad básica de producción cooperativa Los Cerezos, las dos primeras enclavadas en el valle de Guantánamo, y la tercera en el municipio de Imías.

El citado accidente hidrográfico constituye el hábitat del 68 por ciento de los guantanameros y por eso fue escogido para la iniciativa que aplicó medidas de conservación de suelos y agua para mitigar el riesgo de vulnerabilidad alimentaria en la zona, contigua a la zona semiárida del sur de la provincia, indicó Cintra.

Un científico cubano exhortó, en esta oriental ciudad, a disminuir los efectos que provoca en el suelo el impacto de la gota de lluvia, acción comprobada como elemento desencadenante de la erosión de ese cuerpo natural.

En la oriental provincia cubana se dedican cientos de hectáreas a la práctica de la también llamada agricultura de labranza cero, mediante una iniciativa que demostró sus ventajas, entre ellas la de proteger al suelo contra los procesos erosivos, mucho más que el árbol y su efecto paraguas.

Una cubierta completa y permanente resguarda la superficie del suelo contra el impacto directo del agua pluvial, facilita la infiltración de ese mineral y reduce la evaporación de la humedad, aseguran los expertos.

Hasta hace poco se creía que el principal factor erosivo era la escorrentía o lámina de agua que circula en una cuenca de drenaje, proceso que se deducía mediante una operación matemática: la precipitación menos la evapotranspiración real y la infiltración del sistema suelo – cobertura vegetal.

El escurrimiento se forma cuando las precipitaciones superan la capacidad de infiltración del terreno, por lo que fue “absuelto” como principal culpable de la erosión a nivel mundial hace pocos años, por un equipo de investigación dirigido por Mark Schmeeckle, profesor de la Academia de Ciencias Geográficas de la Universidad Estatal de Arizona.

El colectivo estudió el efecto de las gotas de lluvia que golpean el suelo descubierto, en una serie de experimentos controlados que incluyeron fotografía de alta velocidad para captar paso a paso el proceso de dispersión del terreno y sus nefastas consecuencias.

Fuente: ACN

Comments

Leave A Reply

FEMCAI - Frente de Medios de Comunicación Alternativos Independientes
Fundado el 1º de julio de 2014.