¿Quiénes están detrás del ataque al magisterio independiente? – Patricia Barba Ávila

0

ALBA MOVIM CONDENA GOB MEXICANO 2

Mi conturbado espíritu se regocija con la visión de un porvenir en que no habrá un sólo hombre que diga “tengo hambre”, en que no haya quien diga “no sé leer”, en que en la tierra no se oiga más el chirrido de cadenas y cerrojo. Ricardo Flores Magón

Desde hace décadas se viene registrando en México y otros países, una fuerte oposición a políticas educativas deficientes, expresamente diseñadas para generar lo que conocemos como analfabetismo orgánico, es decir, la imposibilidad de comprender hechos y circunstancias, aprender de ellos y, en consecuencia, tomar las acciones necesarias para beneficio propio y de la comunidad. En otras palabras, una educación integral y óptima no sólo se circunscribe a aprender a leer y escribir, memorizar datos y repetirlos, sino a algo mucho más profundo y completo conducente a formar ciudadanos directamente involucrados en el diseño de políticas que garantizarán un progreso equitativo y sostenido. Hay que apuntar aquí, por supuesto, que la decisión de mantener a amplios conglomerados humanos al margen de la instrucción académica, se ha dado desde tiempos remotos, promovida por las élites gobernantes y religiosas (van de la mano).

Por largos años, el diseño de los modelos “educativos” no ha estado a cargo, como debería de ser, de instancias especializadas y dedicadas genuinamente a mejorar la formación académica de millones de estudiantes que se integrarán a diversos ámbitos de la vida en sociedad. Por el contrario, en “democracias” como México, el “gobierno” -así se hace llamar aunque su conducta corresponda a la de un peligroso cártel- se ha dedicado a dar cumplimiento estricto a las instrucciones provenientes de sus verdaderos mandantes: el poderoso establishment financiero transnacional.

“Mi gobierno respetará los derechos humanos” dijo Peña muy campante en Canadá, en medio de gritos de “asesino” de decenas de ciudadanos indignados por la inmensa inmoralidad y descrédito en el que ha caído todo el andamiaje oficial, declarando enfáticamente ante la prensa, que a la reforma “educativa” no se le moverá una sola coma. La contradicción implícita en estas declaraciones del alfil de Atlacomulco es indiscutible, toda vez que la citada reforma -al igual que las otras como la energética, la fiscal, la de telecomunicaciones, la de salud– contienen severas violaciones a los derechos humanos de toda índole.

El desmantelamiento de las estructuras del estado encargadas de implementar las disposiciones sobre derechos a la educación, la salud, el empleo, el salario digno, es el resultado de acuerdos insertados en el Tratado de Libre Comercio y posteriores instrucciones recibidas del Banco Mundial, la OCDE y el FMI, instrumentos del establishment financiero internacional para el control socioeconómico y político de millones de seres humanos en el mundo. No hay que olvidar que en septiembre de 2012, la OCDE –encabezada por el pri-tecnócrata José Ángel Gurría- hizo llegar a Peña sus lineamientos para “el mejoramiento” de la educación, y que años atrás, en la década de 1990-2000, el Banco Mundial había ya instruido a los gobiernos –léase, gerencias– en Colombia y México, sobre las políticas que deberían implementar en materia educativa. A partir de entonces, el deterioro de las escuelas y centros de educación superior, sobre todo en las áreas rurales como resultado de recortes sustanciales en la inversión pública, se ha incrementado de manera escandalosa, lo que se agrava con la pérdida de cerca del 80% del poder adquisitivo de millones de mexicanos imposibilitados, en innumerables, casos a costear la educación de sus hijos, contribuyendo a una enorme deserción y rechazo de decenas de miles de niños y jóvenes.

En toda esta debacle, es indiscutible que la labor de la mediocracia nacional y transnacional ha sido definitiva, en el marco de desapariciones, asesinatos, tortura de comunicadores, reporteros y periodistas honestos que se atreven a denunciar los abusos gubernamentales. Todos los días, a toda hora, se puede escuchar a chayoteros y comentaristas a modo, lanzar descalificaciones sustentadas en mentiras y distorsiones que buscan generar rechazo social hacia las luchas ciudadanas, como ocurre actualmente con el magisterio independiente, logrando que muchos ciudadanos sucumban a tan groseras manipulaciones. Sin embargo, la acumulación de agravios todavía impunes perpetrados desde Díaz Ordaz hasta la fecha: Tlatelolco, Aguas Blancas, Acteal, Villas de Salvárcar, San Salvador Atenco, los feminicidios en Juárez, Estado de México y Morelos; las violaciones contra los migrantes; la muerte de 49 niños en la Guardería ABC, hasta la brutal embestida contra los estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y la recién ocurrida en Nochixtlan, Oaxaca, han sacudido la conciencia de miles de mexicanos que de manera creciente se han unido a la CNTE y secciones independientes del SNTE, junto con cada vez más sindicatos, movimientos sociales, el EZLN, académicos y ciudadanos en lo individual y el Partido Morena, al tiempo que las voces de condena al “gobierno” peñista se multiplican en diversas ciudades del mundo.

Huelga decir que la reacción gubernamental ante el creciente repudio nacional e internacional, muestra signos de desesperación que los compelen a comportarse de manera cínica, errática y, lo que es más grave, violenta, haciendo uso inmoderado y anticonstitucional de la fuerza pública, la Marina y el Ejército. Las argucias empleadas por el peñanietismo contra líderes como José Manuel Mireles, Francisco Villalobos y Rubén Núñez, recluidos bajo cargos fabricados en el Penal Federal de Hermosillo, ha sido la respuesta de la camarilla criminal colocada en las instituciones del estado para dar cumplimiento a los designios de sus verdaderos patrones. Las fabricadas acusaciones de malversación y lavado de dinero enderezadas contra los líderes magisteriales se estrellan contra las evidencias irrefutables de los latrocinios multimillonarios con los que se ha sufragado la casa blanca,el costosísimo avión y los suntuosos viajes de la familia presidencial, las mansiones y el avión del Sr. Videgaray, y en general,la vida palaciega que se regalan todos los miembros de la inmensamente corrupta y desvergonzada camarilla gubernamental.

A decir de los líderes de la CNTE y secciones independientes del SNTE, las acciones de protesta no van a detenerse hasta que se abrogue la mal llamada reforma educativa y se libere a lo líderes encarcelados en Hermosillo y demás presos de conciencia. En este tenor, de acuerdo con Ignacio Mendoza, abogado del Dr. Mireles, con la recién aprobada reforma del Sistema de Justicia Penal, se podría abrir una posibilidad para la libertad bajo caución de este popular líder de las autodefensas encarcelado en junio de 2014 por órdenes de Alfredo Castillo quien, indiscutiblemente, es el que debería estar en prisión no sólo por sus encubrimientos de las corruptelas y delitos de su jefe Peña Nieto, cuando fue nombrado por éste como Procurador de “Justicia”del Estado de México, sino por haber generado la brutal crisis de violencia, muerte e ingobernabilidad en Michoacán, misma que se ha extendido a otras entidades del país de manera alarmante y letal.

La interrogante que está en el aire es, quizá, la misma que surgió cuando se formó el Movimiento “Yo Soy 132” que generó grandes expectativas que posteriormente quedaron truncadas, después de que este dignísimo despertar estudiantil fuese infiltrado por agentes de la mafia oficial. Posteriormente, al perpetrarse el horrendo crimen contra los Estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, renacieron las esperanzas de que ante tanta abyección, los millones de mexicanos que por falta de tiempo, energía o voluntad para involucrarse, se han mantenido indiferentes, finalmente dirían ¡ya basta!; sin embargo, pese al número de personas solidarias y valientes que apoyaron a los Padres de Ayotzinapa dentro y fuera de México, esto no alcanzó para detener las acciones delictivas del cartel gubernamental. Ahora, con este nuevo episodio en Nochixtlán, volvemos a preguntarnos…¿cuántos crímenes más necesitarán millones de mexicanos para despertar de este largo y doloroso letargo y encontrar la fuerza para reconstruirse como nación? Esperemos que así sea, porque nos queda claro que a la patria México no le queda mucho tiempo.

Desgraciados los pueblos donde la juventud no haga temblar al mundo y los estudiantes se mantengan sumisos ante el tirano. Lucio Cabañas Barrientos

Patricia Barba Avila
Miembro Fundador del FEMCAI
Titular del Programa “Desde la raíz”
Colaboradora de Resumen Latinoamericano y Red Contacto Sur – Patria Grande

INICIO

Comments

Leave A Reply

FEMCAI - Frente de Medios de Comunicación Alternativos Independientes
Fundado el 1º de julio de 2014.